CAMBIAR EL GRIFO DEL FREGADERO – TUTORIAL

CAMBIAR EL GRIFO DEL FREGADERO

Cómo cambiar el grifo del fregadero

Cambiar el grifo del fregadero. En la actualidad existe gran variedad de grifos enfocados al fregadero de la cocina. Los hay largos, cortos, modernos, antiguos, de ahorro, tipo ducha… Lo importante es escoger un grifo que nos guste y sea funcional. Dependiendo del tipo de fregadero y tamaño, debemos escoger uno que se adapte bien, y que sea cómodo a la hora de utilizarlo.

Una vez que tengamos claro el tipo de grifo que queremos colocar, es importante ver las características de la instalación. Ver si es viable según el lugar. Una vez que tengamos el grifo, nos dispondremos a realizar el cambio.

Lo primero que haremos es  cerrar la llave de paso para no tener fugas de agua.  Luego procederemos a desinstalar el grifo original. Ahora desmontaremos los latiguillos. Para ello utilizaremos una llave fija, del tamaño correcto. Una vez desmontados los latiguillos, vemos que es muy fácil sacar el antiguo grifo.

Tendremos que tener el nuevo grifo preparado. Primero colocaremos la junta de estanqueidad en la base, para evitar pérdidas. Da igual el modelo que hayamos escogido.
A continuación, colocaremos los latiguillos en cada orificio del grifo. Tener en cuenta cuál es del agua fría y cuál el de la caliente al conectarlos a las llaves de corte para evitar accidentes.
El siguiente paso consiste en colocar el vástago y apretar el grifo a la superficie. Ahora podemos meter los latiguillos por el agujero del grifo.
Es importante colocar la junta de goma y pletina por debajo del fregadero. Una vez colocados, procedemos a apretar los tornillos. Usaremos una llave de tamaño apropiada a la tuerca.
Comprobaremos que el grifo queda sujeto y centrado. En caso contrario, debemos aflojar la tuerca de nuevo y rectificar la posición hasta que quede en el lugar correcto.
IMPORTANTE: Ahora colocaremos los latiguillos. Primero colocamos las juntas de estanqueidad. Debemos asegurarnos de colocarlos según sean de agua caliente o fría. Caliente a la izquierda, derecha para la fría. Así evitaremos accidentes y tener que volver a realizar el trabajo.
Por último, debemos apretar con la llave inglesa. Si lo hemos hecho correctamente, no será necesario colocar teflón en la toma.

Este trabajo es fácil de hacer. Sólo necesita paciencia. Si no tienes tiempo o lo ves complicado, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros.


Recuerde que somos expertos en grandes averías y problemas de fontanería. Además tenemos servicio de urgencias 24 horas. ¡Pide tu presupuesto!

Presupuestos:

678 009 871 |  servihome@servihometenerife.es |  www.servihometenerife.es

|  https://www.facebook.com/servihometf

Los comentarios están cerrados.